Search
  • admin

Power of Positive Parenting Workshop

Last week’s parent school was about the power of positive parenting and summarised the highlights of the Positive Parenting Programme. It was a great turnout and everyone had the chance to contribute, and we all got some tips on how to turn their parenting into a more positive experience.


The 5 key principles of the programme are:

  1. Creating a safe and interesting environment for your child

  2. Having a positive learning environment where good behaviour is rewarded 

  3. Realistic expectations of our children and ourselves 

  4. Assertive discipline - fair, firm and consistent 

  5. The importance of self care as a parent 


Shivatha the family therapist kicked off with the following question:

"What do we find easy to do with our children?" The answers that came back were the fun things; going to a movie, playing games, going on trips. This contrasted with what parents find difficult, things such as being strict and following through, not giving in when your child has a tantrum, navigating between ‘Good cop/ Bad Cop parents’ and losing control when a child has a tantrum.


Often after a hard day at work it's easier to say - “oh, just have it” to your child rather than follow through with the consequence you have talked about. This is called an ‘accidental reward’. The group discovered that when you lose it completely, e.g. shouting and screaming, it signals to a child that the parent is not in control anymore and this makes them feel unsafe.


Another key idea from the workshop was that we cannot change our children, but we can change our response to their behaviour. We can set goals for ourselves that are realistic and achievable, we can be better at setting routines, we can learn to anticipate high-risk situations and learn how to mitigate them. 

We also discussed discipline and praise with two types of praise being identified:

Praise for being and Praise for doing 

E.g. “I love you for being you” - this is positive and can't have too much of this.

Descriptive praise: tell them what you are praising them for exactly for example “You did really well to solve that maths problem” instead of just saying “well done” for something unspecific.


Some other tips shared by the therapist and parents at the session were:

- Give them space to talk about their feelings

- Create family rules like no shouting so when your child shouts you can say something like "John your shouting, what is our rule about shouting?" This reinforces the behaviour we want to see.


When making family rules you can involve your children in making them. Around 5 easy rules are enough :)

- Be consistent and fair

- Discipline comes from the word “disciple” which means “to follow”. We should be positive role models for our children and model good behaviour like not shouting

- If your child is having a meltdown empathy is your best card here  "I can see you are upset but we are going to stay here until you calm down" Consequences need to be time limited like time out.


It was a fantastic session and it was great to hear and share that all parents struggle and have a hard time with their children; it’s all part of the job!


If you would like to join our next session on October 14th "Raising competent and confident children" drop us a line on info@ampavcb.com


El poder de una educación positiva


Esta semana la Escuela de Madres & Padres estuvo dedicada a cómo educar a nuestros hijos de una manera positiva y se ofreció un resumen del programa dedicado a ello, Positive Parenting Programme. Contamos con un buen número de asistentes y todos tuvieron la oportunidad de contribuir, además de llevarnos a casa unos buenos consejos sobre cómo transformar la m/paternidad en una experiencia positiva.


Los 5 puntos más importantes de este programa son:

  1. Crear un ambiente seguro e interesante para nuestros hijos

  2. Tener un ambiente positivo donde se premia el buen comportamiento

  3. Establecer unas expectativas razonables para nuestros hijos y para nosotros mismos

  4. Una disciplina sólida – justa, firme y consistente

  5. La importancia de cuidar de nosotros mismos como madres y padres

Shivatha, la terapeuta de familia, comenzó la sesión con la siguiente pregunta:

¿Qué nos resulta fácil hacer con nuestros hijos? Las respuestas de los participantes sugerían cosas divertidas: ir a ver una película, jugar, ir de viaje. Mientras que lo que encontraban más difícil eran cosas como ser estricto y mantenerse sin darse por vencido cuando nuestros hijos tienen una rabieta, cambiar de ‘Poli Malo’ a ‘Poli Bueno’, o perder el control cuando están teniendo un berrinche.


A menudo, después de un día duro de trabajo, es más fácil decir ‘toma, aquí tienes’ a tu hijo que cumplir con las consecuencias ya habladas. Esto es lo que se denomina como un ‘premio accidental’. Como grupo, aprendimos que cuando perdemos los estribos completamente, por ejemplo, si levantamos la voz y empezamos a gritar, lo que estamos transmitiendo a nuestros hijos es que hemos perdido el control como m/padres y esto hace que se sientan inseguros.


Otra de las puntos claves del taller es que no podemos cambiar a nuestros hijos, pero sí podemos cambiar nuestra respuesta a su comportamiento. Podemos ponernos una metas que sean realistas y alcanzables, podemos mejorar la forma en que establecemos rutinas, podemos aprender a anticiparnos a situaciones conflictivas y cómo mitigarlas.

También hablamos de la disciplina y los elogios, y se identificaron dos tipos de elogios:

Elogiar por lo que eres y Elogiar por lo que haces

Por ejemplo: ‘Te quiero por ser quien eres’ – este es un elogio positivo y podemos usarlo tanto y cuánto nos apetezca.

Elogio descriptivo: consiste en explicarles exactamente qué es lo que están haciendo bien. Por ejemplo ‘has resuelto ese problema de matemáticas fenomenal’, en lugar de decir simplemente ‘muy bien’ sin especificar.


Algunos otros consejos que compartieron la terapeuta y los asistentes al taller fueron:

- Darles espacio para que puedan expresar sus sentimientos

- Crear un número de normas de familia, como por ejemplo, no se grita. Así cuando tu hijo está gritando puedes decirle ‘John, estás gritando, ¿qué hemos dicho de gritar?’ De esta manera reforzamos el comportamiento que queremos ver en ellos. Cuando pongamos las normas de familia podemos involucrar a nuestros hijos. Unas 5 normas fáciles en total es suficiente :)


- Se consistente y justo

- Disciplina viene de la palabra discípulo, que significa ‘seguir’ – debemos de ser un modelo positivo a seguir y dar ejemplo, como es el caso de no gritar.

- Si tu hijo está teniendo una rabieta, tu mejor arma es la empatía ‘Ya veo que estás enfadado pero nos vamos a quedar aquí hasta que se te pase’. Las consecuencias tienen que durar un tiempo específico, como por ejemplo mandarles a ‘time out’ o ‘pausa obligada’.

Fue una sesión estupenda, y ayuda mucho saber que otras madres y padres también tienen dificultades y pasan por momentos difíciles con sus hijos, ¡forma parte del trabajo!

Si te apetece venir a nuestro próximo taller ‘Educar a niños capaces y segur0s de sí mismos (0-9 años)’ 14 Octubre, mándanos un email a info@ampavcb.com


54 views